¡A poner la mesa! y sin rechistar.

¿Por que se dice ‘poner la mesa‘ si ya está ahí? Esta extraña expresión a la que ya nos hemos habituado tiene, como todo, su historia.

mesaphantom

En la época Feudal, el mobiliario en la mayoría de las casas era limitado. Otra cosa que también era limitada era el espacio. Disponían normalmente de una habitación para todo, y no era plan de llenarla de muebles ¿verdad? (si tienes un piso pequeño, sabes bien de lo que estamos hablando).

Debido a estas restricciones, la mesa se montaba  exclusivamente para la comida. Evidentemente, las mesas no eran como las de hoy en día. La forma más práctica y rápida de conseguir una mesa era colocando una tabla sobre unos caballetes. En el caso de que el número de invitados aumentara, solamente tenían que añadir caballetes y buscar un nuevo tablero. Eso si, siempre al terminar se recogía todo (… mmm ‘recoger la mesa’, todo va encajando…), dejando libre el espacio para otras cosas…

Así que la próxima vez que te toque ‘poner la mesa’  no refunfuñes tanto y agradece no tener que armarte con un manual del Ikea y un destornillador. ¡Menos mal que las cosas han cambiado para mejor!

Brihuega, Restaurante la Peña Bermeja.

Deja un comentario